Ayer saltaron las sorpresas en el torneo Magnus Carlsen Invitational, porque el gran maestro holandés Anish Giri derrotó al campeón del mundo Magnus Carlsen y el adolescente Alireza Firouzja se impuso a Maxime Vachier-Lagrave, segundo en el ránking mundial de ajedrez rápido.

El duelo que mantuvieron Anish Giri y Magnus Carlsen fue un auténtico regalo para los aficionados. El primero venció con solvencia y mostró un ajedrez muy superior al que ofreció ayer el campeón del mundo. En la primera justa no se produjo nada destacable, pero las otras tres fueron de enorme interés y nos ofrecieron un espectáculo intenso y vibrante. En la segunda partida, Magnus Carlsen, que dirigía el primer color, planteó una línea muy compleja, una típica preparación de laboratorio, que incluyó el sacrificio de una pieza. Anish Giri no aceptó la entrega, pero asumió una lucha espectacular, cara a cara, le dio un repaso al campeón mundial y lo superó totalmente en el cálculo de variantes. Un triunfo inesperado, pero muy merecido. La tercera de la serie transcurrió por los senderos de la Defensa Grünfeld que planteó el noruego. Una variante Sevilla, como se bautizó esta línea porque se empleó en el Campeonato del Mundo que enfrentó a Anatóli Kárpov y Gárri Kaspárov en la capital andaluza, y que pude disfrutar en vivo y en directo a orillas del Guadalquivir. El holandés salió de la apertura con ventaja estratégica y Carlsen se cargó de reloj. Se enzarzaron ambos en una interesante lucha que finalizó con el reparto del punto. Llegaron a la cuarta y última de la serie. Magnus Carlsen, si quería empatar el encuentro, tenía la obligación de ganar. Anish Giri sorprendió y utilizó una Defensa Siciliana, variante Náidorf, en la que es un gran especialista, pero que supone una decisión muy valiente porque tiene mucho riesgo y le servían las tablas para ganar el match. Este planteamiento siciliano presenta una enorme complejidad y hay que frenar y superar ataques de gran intensidad, por lo que asistimos a un festival de combinaciones que concluyeron con el reparto del punto, pero con el triunfo, muy merecido, de Anish Giri en el encuentro.

La confrontación que protagonizaron el francés Maxime Vachier-Lagrave y el prodigio iraní Alireza Firouzja finalizó con la victoria de éste. El francés sacrificó una pieza en la primera partida, un alfil por tres peones, en un intento de conseguir la victoria, pero no fue suficiente y acabó en tablas. La segunda fue más tranquila y llegó al empate sin nada especial que destacar. Fue en la tercera cuando el galo cometió un inexplicable error en el medio juego le proporcionó la victoria al persa, que se puso así por delante en el marcador. En la cuarta, que fue muy intensa y emocionante, Vachier-Lagrave jugó con negras y con la obligación de ganar para empatar el match. Alireza Firouzja quedó mejor, pero se dejó una pieza. El francés presionó lo que pudo, pero el iraní logró tablas y el triunfo en el match.

El prometedor adolescente persa empleó ayer planteamientos mucho más serios y sensatos en la apertura, lo cual podría representar que aprendió la lección de sus excesivas alegrías en las jornadas precedentes. Esto me trajo el recuerdo del primer encuentro entre Anatóli Kárpov y Gárri Kaspárov, disputado en Moscú, con la corona mundial en disputa. El entonces jovencísimo Kaspárov, que era el aspirante, le planteó a Kárpov, por aquel entonces campeón del mundo, unas alegres líneas de ataque que resultaron demasiado optimistas. Cuando el pretendiente se quiso dar cuenta, perdía por cuatro a uno. Esto es lo que, todo parece indicar, ha aprendido el adolescente y enormemente prometedor Alireza Firouzja. No es razonable plantear esquemas poco consistentes frente a los mejores ajedrecistas del mundo, porque si tienen esta cualidad es porque saben castigarlos adecuadamente.

Esta tarde se disputará la segunda jornada de la quinta ronda, que presenta los enfrentamientos entre los estadounidenses Fabiano Caruana y Hikaru Nakamura, por un lado, y entre el ruso Ian Nepómniachtchi y el chino Liren Ding, por otro.

Las partidas comenzarán a las cuatro de la tarde y se retransmiten, en directo, en el portal Chess24.com, con los comentarios del gran maestro internacional Pepe Cuenca y del maestro internacional David Martínez.

FUENTE

Scroll to top