La Habana.- LA FAMILIA del ajedrez cubano tendrá un domingo triste luego de conocer el fallecimiento del Árbitro Internacional Serafín Chuit, uno de los hombres imprescindibles de este deporte en la Isla.

Natural de Camagüey y dotado de un talento especial para la actividad a la que dedicó su vida, Chuit no pudo ganar esta vez la batalla que libraba contra el cáncer desde hace más de un año.

Secretario de la Federación Cubana de Ajedrez, graduado de Árbitro Internacional en 1984, impartió justicia en 10 Olimpiadas Mundiales y fue máximo responsable de los jueces en numerosos torneos Memorial Capablanca y campeonatos nacionales.

Elevó el prestigio del ajedrez cubano con su profesionalidad en certámenes fuera de casa como clasificatorios zonales, campeonatos abiertos de México y vivió la experiencia de unos Juegos de la Mente, organizados de conjunto por la Federación Internacional y el Comité Olímpico Internacional.

Atletas, entrenadores y aficionados lo recordarán por siempre con su manera peculiar de pasearse por los salones de juego durante las rondas, y su siempre certera explicación ante cualquier duda del reglamento.

Llegue a sus familiares y amigos las condolencias del Movimiento Deportivo Cubano, del que él formó parte por más de 50 años.

FUENTE

Scroll to top