El noruego Magnus Carlsen y la georgiana Nana Dzagnidze, campeón mundial y europea de ajedrez clásico, respectivamente, se proclamaron este sábado en Riad (Arabia Asaudita) campeones del mundo en la modalidad relámpago (blitz).

Carlsen comenzó la segunda y última jornada del campeonato a dos puntos del líder, el ruso Sergey Karkajin, que defendía título, pero el Gran Maestro noruego encadenó una impresionante racha (ocho victorias y dos tablas en diez partidas) que le condujo al triunfo final sin esperar al último juego.

El nuevo campeón obtuvo, en total, 16 de 21 puntos posibles. Con uno y medio menos terminaron Karjakin y el indio Viswanathan Anand, que dos días antes había recuperado el título mundial de ajedrez rápido (5 minutos por jugador, frente a los 3 de la modalidad blitz).

Se trata del tercer título mundial relámpago para Magnus Carlsen, que también se coronó en Moscú 2009 y Dubai 2014. El español Paco Vallejo terminó en el puesto 45 con 11,5 puntos, medio más que David Antón, que acabó en el 58.

En el campeonato femenino, Nana Dzagnidze mantuvo en la segunda jornada su alto rendimiento de la primera y terminó venciendo con 16,5 de 21 puntos posibles.

Sucede en el trono a la ucraniana Anna Muzychuk, que se negó a participar ante la obligación de vestir la túnica abaya en los actos oficiales, aunque, finalmente, los organizadores accedieron a que pudieran jugar sin velo ni abaya. 

Por detrás, los triunfos consecutivos en las cinco últimas partidas catapultaron a la rusa Valentina Gunina al segundo puesto, a medio punto de la ganadora, mientras que la china Ju Wenjun -campeona de rápidas- y la ucraniana Kateryna Lagno compartieron el tercer puesto con 14 puntos.

FUENTE

Scroll to top