En estos momentos no hay otro ajedrecista en el planeta capaz de arrebatarle el trono al noruego Magnus Carlsen (2 827 puntos Elo) como el armenio Levon Aronian (2 802).

El hombre del Cáucaso ha exhibido un performance extraordinario durante toda la temporada. Primero se impuso el pasado junio en el Altibox Norway Chess o Supertorneo del Ajedrez –certamen categoría XXII de la Fide que congregó a todos los «monstruos» del juego ciencia– y ahora se proclamó rey en el Mundial de Tbilisi, Georgia.

El armenio, de 34 años, puso de manifiesto su maestría sobre el tablero y superó 2-0 en las partidas a 25 minutos a su homólogo chino Liren Ding (2 771) luego de cuatro tablas en los enfrentamientos clásicos.

El europeo se desquitó ante un rival al que jamás había superado en la última década y que se mostró inexpugnable durante todo el certamen. Hasta la definición de los tie-breaks, Liren era el único ajedrecista invicto de todo el torneo, pues en 24 presentaciones –entre clásicas y rápidas– no había inclinado su rey.

Levon Aronian se convirtió en el primer ajedrecista de la historia que ha ganado en dos ocasiones la Copa del Mundo por el sistema eliminatorio con 128 participantes. La primera fue durante la edición de Khanty-Mansiysk 2005. Aunque paradójicamente perdió 0,6 unidades en su coeficiente personal, hoy ocupa el segundo puesto del ranking Elo en vivo de la Fide, detrás de Carlsen (el Tiburón de Oslo), quien ya debe estar activando su equipo de análisis en función de este ajedrecista, su posible retador si vence en el Torneo de Candidatos Fide 2018, que se jugará en Berlín del 10 al 28 de marzo del 2018.

Hasta hoy, Aronian y Liren, junto al ruso Serguéi Karjakin, tienen una plaza segura en el certamen berlinés. Respecto a los cinco boletos restantes, los estadounidenses Fabiano Caruana y Wesley So poseen grandes posibilidades gracias a sus Elo promedio durante el 2017. Otro aspirante es el también ruso Vladimir Krámnik, pero sus traspiés en Tbilisi y en el Abierto de Isla de Man le han restado, aunque no está descartado pues el último de los ocho pasajes lo otorgarán los organizadores del evento, y ningún alemán cumple la condición de contar con 2 725 puntos o más en alguna de las 12 listas del año.

Tal como está la clasificación general del World Chess Grand Prix, los otros tres aspirantes para viajar a Berlín son los azeríes Shajriyar Mamediárov y Teimur Radyábov, y el ruso Alexánder Grischuk. No olvidar al francés Maxime Vachier-Lagrave, eliminado  en semifinales de esta Copa del Mundo por el titular vigente, quien también opta seriamente por un cupo.  

FUENTE

Scroll to top