Dos tablas en igual cantidad de encuentros es el resultado parcial de la gran final en la Copa Mundial de ajedrez en Tbilisi, Georgia, entre el armenio Levon Aronian (2 802 puntos Elo) y el chino Ding Liren (2 771), match que dirimirá este lunes la tercera de sus cuatro partidas con control clásico de tiempo (90 minutos para 40 movimientos, luego 30 minutos para el resto del juego, con 30 segundos añadidos después de cada jugada).

En el duelo correspondiente a la jornada dominical, el trebejista europeo estrechó la mano de su homólogo asiático tras 74 lances de un Gambito de Dama conduciendo las piezas negras. Aronian alcanzó cierta ventaja a la altura del movimiento 52, pero no supo sacar provecho de su ligera superioridad al no percatarse de la línea en la cual su peón en a2 podía convertirse en dama, cambiando definitivamente el curso de este desafío.

Durante el primer choque celebrado el sábado, Aronian y Liren plantearon una buena lucha, pero el ajedrecista chino, con negras, apenas tuvo problemas para lograr las tablas luego de 35 movimientos de una apertura inglesa.

Tras lo sucedido el fin de semana, suman seis los choques saldados con empate entre ambos trebejistas. Aunque el favoritismo se inclina por el armenio, este posee un balance negativo en su enfrentamiento particular con el asiático, al cual nunca ha podido derrotar desde el 2007, con tres fracasos incluidos.

Mientras se disputaba el último encuentro semifinal entre Aronian y el francés Maxime Vachier-Lagrave, Liren fue inquirido sobre cual oponente prefería en la final y respondió: «Pues contra Aronian tengo el marcador favorable, mientras que contra Maxime Vachier-Lagrave no he jugado muy bien hasta ahora».  Al culminar ese juego el representante del Cáucaso comentó igualmente a la prensa. «Es cierto que tengo el marcador en contra en las partidas que he disputado con Ding Liren hasta la fecha, pero ahora tengo una oportunidad para mejorarlo».

El armenio busca en Tbilisi su segunda corona en estas lides, ya que en el 2005 –a la edad de 23 años– se agenció la corona en la justa que tuvo por sede a la ciudad rusa de Khanty-Mansiysk. Aronian viene desarrollando una de las mejores temporadas de su carrera, pues en el pasado mes de junio, en la ciudad noruega de Stavanger, se llevó el liderato en el Altibox Norway Chess, uno de los eventos más fuertes de la historia del ajedrez, el cual contó con un astronómico Elo promedio de 2 797 unidades y categoría XXII de la FIDE.

No obstante, su escollo, el sorprendente Din Liren, mejor ajedrecista de toda China, destaca a sus 24 abriles por una espléndida preparación y gran profundidad táctica y estratégica, tal y como lo calificó el especialista ibérico Leontxo García.

FUENTE

Scroll to top